En el octavo mes de 2020, las matriculaciones de vehículos industriales, sin contar los datos de autobuses y autocares, han caído un 2,1% hasta las 1.118 unidades, según los datos registrados por Anfac.

Sin embargo el acumulado de los seis primeros meses no puede ser más descorazonador, ya que las 10.908 unidades vendidas en el semestre suponen una caída de las ventas del 29,7%. Por segmentos, los camiones ligeros han retrocedido un 26,4% hasta las 67 unidades, destacando Mercedes con 38 matriculaciones.

Por su parte, los camiones medios han anotado un descenso del 24,2% hasta las 179 matriculaciones, siendo Iveco el primero de la lista con 65. En cuanto a los vehículos pesados de más de 16 toneladas, las matriculaciones se encuentran un 2,2% por encima de las de 2019, con 872 unidades.

Los rígidos, que han caído un 25%, suman 195 vehículos en total, siendo Iveco la marca más matriculada con 40 unidades. En cambio, las tractoras han aumentado un 14,2% hasta las 677 unidades, ocupando DAF el primer puesto con 115 matriculaciones.

Desde enero, como se ha explicado, se han matriculado 10.908 vehículos industriales, un 29,7% menos. Los ligeros han anotado un descenso del 4,6% hasta las 562 unidades, siendo Mercedes el primero de la lista con 315. A su vez, los camiones medios han retrocedido un 30,4% hasta las 1.703 unidades, manteniéndose Iveco en primera posición, con 662.

En su caso, los vehículos de más de 16 toneladas suman 8.643 unidades, lo que implica una caída del 30,8%. Dentro de este grupo, los rígidos han anotado un descenso del 33,5%, llegando a 2.180 unidades, de las que 457 pertenecen a Iveco.

Mientras, las tractoras han sumado 6.463 unidades en lo que va de año, que suponen una caída del 29,8%, situándose a la cabeza MAN, con 1.035 unidades, a buen seguro motivado por la liquidación de las últimas unidades antes de la llegada de la nueva generación de camiones al mercado español.