Según un análisis realizado por Kyocera Document Solutions sobre las medidas emprendidas por las empresas españolas para la digitalización de sus espacios de trabajo, teniendo en cuenta su inversión en tecnología, la experiencia en el ‘back office’, el valor de las iniciativas de transformación digital, el éxito de los proyectos y su capacidad para alcanzar sus objetivos.

Así, ha concluido que las empresas españolas de entre 200 y 500 empleados han echado el freno durante el último año en su proceso de digitalización, con un descenso que roza los dos puntos porcentuales, situándose en un 55%. Sectores como el de sanidad y farma o el de distribución, logística y retail s0n los más avanzados en este ámbito, pues un 68% y un 63% de sus empresas respectivamente ya han implantado este tipo de avances.

Mientras, la industria y la Administración Pública han alcanzado el 56%, el sector de la banca y los seguros el 55%, y el de servicios, el 51%. Estos datos se desprenden del SmarTec Index que elabora la consultora para poder proporcionar una medida común que sirva para valorar el nivel de madurez tecnológica de los espacios de trabajo.

En lo que se refiere a las empresas de más de 500 empleados, el índice ha alcanzado el 59,5%, frente al 54% del año anterior. Por su tamaño y peso económico, se tiende a pensar que las que tienen entre 200 y 500 empleados también se sitúan a la vanguardia de los procesos de transformación y sin embargo, están lejos del crecimiento de sus «hermanas mayores«, tal y como indican desde Kyocera.

Las razones que habrían llevado al descenso registrado podrían tener que ver con que se encuentran ligeramente por debajo de la media en inversión tecnológica, dada su limitación presupuestaria, y porque su experiencia digital en el ‘back office‘ es muy inferior a la de las más grandes.

No obstante, para este tipo de empresas, la evolución hacia la eficiencia y los nuevos modelos de negocio se ha convertido en una cuestión de supervivencia, pues su competitividad está estrechamente relacionada con la aplicación de la tecnología, especialmente debido al nacimiento de nuevos negocios nativos digitales.