Anave estima que, desde que se declaró el estado de alarma, las empresas navieras que prestan servicios de líneas regulares han visto caer drásticamente sus ingresos, hasta un 70% en algunas líneas, que se mantienen exclusivamente con el tráfico de carga rodada, ya que el de viajeros se ha suspendido con la promulgación del estado de alarma.

Esta situación ha provocado que las empresas, para reducir sus costes, hayan amarrarado parte de sus buques y mantienen en servicio el resto, para no dejar sin servicio a sus clientes ni desabastecida a la población de las Islas, que dependen del transporte marítimo para su abastecimiento .

La organización empresarial estima que, pese a plantear en marzo la necesidad de instrumentar algún procedimiento que les compensara los costes variables, las reducciones de la tasa portuaria al buque establecidas son «restrictivas y, por su cuantía, manifiestamente insuficientes«.

Necesidad ‘urgente e imperiosa’

Anave considera que «esta situación de trabajar a pérdidas se está prolongando más de lo inicialmente esperado y se da por hecho que la recuperación de la demanda de transporte, tanto de carga como especialmente de pasajeros, va a ser lenta«.

En consecuenciam la patronal calcula que «la situación de muy baja demanda podría durar al menos de cinco a seis meses siendo optimistas», por lo que considera «imprescindible instrumentar medidas urgentes y de una cuantía suficiente para compensar a las navieras sus perdidas».

Por este motivo, Anave reitera al ministerio de Transportes «la necesidad, que ya es urgente e imperiosa, de que el Estado asuma su responsabilidad de garantizar los suministros diarios a los territorios aislados, no solo hasta el final del estado de alarma, sino hasta que la recuperación de la demanda haga viable el mantenimiento de los servicios».

En esa línea pide que se reconozca a estos servicios su «carácter estratégico, para que puedan beneficiarse de las importantes bonificaciones previstas en la Ley de Puertos para este tipo de tráficos en las tasas portuarias».