Las asociaciones empresariales que representan al conjunto del gran consumo, han acogido con satisfacción la propuesta de diálogo entre las partes anunciada en la tarde del pasado viernes por el secretario de estado de hacienda, Miguel Ferre y urgen a que se concrete la desconvocatoria del paro.

Se estima que la paralización de los servicios de transporte de mercancías por carretera tendría un impacto económico para el conjunto de las empresas usuarias del transporte de unos 1.450 millones de euros, según datos de las organizaciones que toman como referencia paros anteriores del sector.

Por eso, las organizaciones empresariales que reúnen a las empresas del gran consumo, desde producción, pasando por industria agroalimentaria, distribución y hostelería, y que representan el 20% del PIB nacional, ven con auténtica preocupación el posible paro del transporte de mercancías anunciado para los próximos días de noviembre, por lo que valoran positivamente la voluntad de diálogo entre las partes anunciada este pasado viernes.

Hay que considerar que un paro como el anunciado supondría pérdidas de ventas, en muchos casos de productos perecederos, paros en las líneas de producción por falta de materia prima, desperdicio alimentario, especialmente en el sector primario de la agricultura, pesca o mercados mayoristas y sobrecostes operativos, como sobrealmacenaje, turnos extraordinarios, cambios de planificación o transportes urgentes, de elevado impacto en la economía nacional.

Habría que sumar además las pérdidas que sufrirían los propios transportistas por el hecho de tener sus vehículos parados y que podrían superar los 45 millones de euros diarios.

El paro tendría además un impacto directo en una menor recaudación de los impuestos, tanto del IVA como de los impuestos especiales de hidrocarburos, como consecuencia del descenso de la actividad económica y movilidad, que podría tener un impacto económico mayor que el que motiva el desacuerdo.

Las asociaciones empresariales que representan al conjunto del gran consumo, como ACES, ANGED, AECOC, ASEDAS, Cooperativas Agroalimentarias, Confederación Española de Comercio, FEHR, FEHRCAREM, FIAB, Foro Interalimentario y Promarca, desean alertar también de que el anuncio de los paros en el transporte de mercancías llega en un momento especialmente delicado para el gran consumo, dado lo prolongado de la crisis y la contención del consumo.