Los sindicatos abandonan la negociacion de los convenios de transporte

Las patronales del transporte asturianas, Asetra y Cesintra, han transmitido «la gran inquietud» que está viviendo diariamente el sector, ante la situación de conflictividad que se vive en las inmediaciones de las centrales térmicas de Anllares del Sil y Compostilla, en Ponferrada, por las concentraciones mineras y manifestaciones que se están llevando a cabo en la zona, ante los problemas de la minería local. 

«Amenazas, sustracción de llaves, pérdida de carga, rotura de cristales, son tan sólo algunos de los problemas que sufren los transportistas asturianos que trasladan carbón a dichas centrales, prácticamente a diario«, sostiene la patronal del transporte.

Asetra, en concreto, asegura que ha recibido durante las últimas semanas decenas de llamadas y petición de entrevistas para proceder a la devolución de tarjetas de transporte, peticiones de baja «y otras actitudes de preocupación ante la imposibilidad de sacar adelante el trabajo diario en la zona«.

La mayoría de los profesionales que sufren esta problemática son autónomos asturianos integrados en las principales cooperativas de transporte de la región. Asimismo, la asociación denuncia esta situación que solo hace que incrementar los problemas económicos por los que atraviesa el sector.

Desde las patronales, además se quiere insistir en la necesidad de armonizar derechos, comprendiendo las dificultades de las familias mineras de Asturias y León, pero solicitan igual solidaridad a las partes implicadas.

Muchas de las protestas para evitar el paso de los camiones a las centrales se debe a la consideración minera de que el carbón que se quema en las centrales procede del exterior, «lo que es totalmente incierto, entre otros motivos por que ni siquiera ambas centrales están preparadas para dicho uso».

Según indican las patronales, actualmente, el carbón que transportan los camiones asturianos hacia las térmicas es nacional en un 90%. «Curiosamente, en similar proporción se transporta también carbón por tren diariamente, siendo este medio de transporte totalmente invisible o pasando totalmente desapercibido para los mineros y los sindicatos que los representan», sostienen.