Barreras en el transporte frente a la ley francesa El Khomri

La AOP publica su Memoria Anual 2015.

Memoria Anual 2015 de la AOPque se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 106 páginas y 57,4 Mb).

La asociación española de operadores de productos petrolíferos ha advertido, en su Memoria Anual 2015, de los «efectos negativos» que está teniendo la diferencia de tipos autonómicos del Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) en Comunidades Autónomas fronterizas, un problema que el sector del transporte por carretera también ha señalado en numerosas ocasiones.

Según las petroleras, la diferencia que se mantiene entre las CCAA, una vez eliminado el ‘céntimo sanitario’ a nivel nacional (IVMDH), «contradice el espíritu de armonización fiscal» preconizado por las autoridades de la Unión Europea y «produce anualmente distorsiones en el mercado de carburantes», apunta el informe.

Los “efectos frontera” influyen negativamente en la comercialización y distribución de productos petrolíferos, con notable pérdida de eficiencia e incremento de costes, además de posibilitar el aumento del fraude fiscal, según indican los operadores.

Además, desde la AOP consideran «llamativo» el hecho de que las comunidades que han eliminado el impuesto, es decir Navarra en 2013, Cantabria en 2015, o lo han reducido, como Castilla y León en 2015, están situadas en la zona de influencia de aquellas que nunca lo han aplicado: Aragón, País Vasco y La Rioja. Fuera de este ámbito sólo Extremadura ha efectuado, en 2015, una reducción del tipo autonómico aplicado.

variaciones en el consumo entre comunidades autonomas

Según explican los operadores, en un nivel general de precios más moderados, el coste adicional que supone el impuesto pierde influencia en las decisiones de consumo, especialmente en las rentas más altas, con lo que, adicionalmente, se ha observado en 2015 que son aquellas comunidades con rentas bajas y tipos altos las que experimentan crecimientos del consumo inferiores a la media nacional y “efectos frontera” más acusados.

Así, las Comunidades Autónomas de Extremadura, Andalucía, Murcia, Castilla la Mancha, la Comunidad Valenciana y Galicia, que aplican el tipo más alto del tramo autonómico del IEH y presentan una renta disponible per cápita inferior a la media nacional, han experimentado crecimientos del consumo de carburantes por debajo del promedio español, con la excepción de Murcia y la Comunidad Valenciana, favorecidas por un año turístico extraordinario.

Además, en 2015 se han seguido produciendo “efectos frontera” entre las comunidades que no aplican el tramo autonómico del impuesto y sus fronterizas que sí lo hacen. En este contexto, llama la atención el caso de Castilla y León, que ha reducido el tipo del impuesto en 2015, y donde este efecto ya no se produce. Un caso parecido sucede en Extremadura, que también ha reducido el tipo aplicado, con respecto a Andalucía.