Las marcas que integran Traton están retomando de manera gradual la producción de vehículos industriales, tras el parón provocado por la crisis sanitaria desde hace unas semanas.

La protección de los empleados es la máxima prioridad, por lo que se han implementado amplias medidas siguiendo un plan detallado. Estas medidas incluyen, entre otros, garantizar una mayor distancia entre los empleados, cambios en los procesos y, en caso necesario, equipos de protección y formación de los empleados.

En este sentido, MAN Truck & Bus ha diseñado un plan para retomar la producción paso a paso a partir del lunes, 27 de abril mientras que Scania tiene previsto realizar un ensayo de vuelta a la actividad en Suecia y los Países Bajos.

La marca escandinava probará sus líneas de producción y su cadena de suministro durante dos días de trabajo, con el fin de que sus plantas de Francia y Brasil reinicien su operativa una semana después.

Al mismo tiempo, la factoría de Volkswagen Caminhões e Ônibus en la localidad brasileña de Resende vuelve a producción ese mismo día 27 de abril, mientras que la mexicana de Queretaro iniciará su actividad el próximo 4 de mayo.

De igual manera, Traton está diseñando un plan de vuelta a la normalidad que tenga en cuenta medidas de protección de la salud e higiente de su plantilla, con la idea de recuperar la actividad habitual de su central de la localidad germana de Múnich en las próximas semanas.

Así mismo, las marcas que integran el conglomerado de vehículos industriales de Volkswagen también tendrán en cuenta la disponibilidad de piezas y recambios para poder atender a las líneas de producción con fluidez.