La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, integrada por ANFAC (automoción), AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento) y UNESID (siderurgia), ha denunciado los «graves problemas» que el paro convocado por la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte está ocasionando en el funcionamiento de las industrias.

Tal y como aseguran, la imposibilidad material de acceder a puertos y fábricas, sumada a las acciones de sabotaje que se vienen registrando, pueden conducir a una paralización de la industria en el país, y por tanto, de la distribución de productos esenciales a los ciudadanos.

Es por ello que han solicitado una «intervención urgente» por parte de la Administración, en particular del Ministerio del Interior, para garantizar el respeto a la actividad empresarial voluntaria y la libre circulación de mercancías.

La Alianza apela además a la responsabilidad, para que el paro en el transporte no implique una obstaculización de la producción, y exige el «escrupuloso» respeto de la legalidad.

Por su parte, desde CETM denuncian los actos violentos y amenazas de los piquetes, después de que en los últimos días haya aumentado la tensión en las protestas. Por ello, solicitan más seguridad en las carreteras y puntos neurálgicos, así como la protección de las empresas y autónomos que quieren ejercer su actividad.

La Confederación, que está recogiendo todas las pruebas para llevar a cabo las denuncias por las amenazas y daños personales y materiales sufridos por sus empresas y autónomos, reclama más apoyo y firmeza por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para seguir garantizando el suministro.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110