Mercedes-Benz completa su gama de vehículos en el segmento de furgonetas con la incorporación de la nueva Citan, especialmente diseñada para el reparto urbano, sobre la base de la Kangoo de Renault con la que comparte plataforma y motorizaciones. La Citan se ofrece en tres longitudes de carrocería y tres variantes: Furgón, Mixta y Combi y presenta unos niveles mínimos de emisiones de CO2, además de un alto rendimiento y bajos costes de mantenimiento.

La variante Citan BlueEfficiency registra un consumo normalizado de 4,3 litros/100 km y además tiene una capacidad de carga de hasta 3,8 m³ y su carga útil de 800 kg. La nueva furgoneta no solo destaca por su diseño típico de Mercedes-Benz. Sus eficientes motores y cuidada aerodinámica junto con el Paquete BlueEfficiency ofrecen unos reducidos consumos que ayudan a reducir los costes de combustible. Las bajas emisiones de CO2 por debajo de 120 gr/km eximen del pago de impuesto de matriculación a los clientes particulares en las versiones Combi.

En el lanzamiento, la versión 108 CDI Furgón Largo estará disponible a partir de 11.995 euros, o financiado desde 150 euros mensuales. También se ha diseñado un contrato específico de mantenimiento durante tres años con todo incluido para todas las versiones y motorizaciones desde sólo 10 euros al mes. Con estos servicios, el usuario puede ajustar y tener un mayor control sobre los gastos mensuales derivados de la adquisición y mantenimientote su nueva Citan.

Amplio equipamiento de seguridad

Como todo Mercedes-Benz, también la nueva Citan dispone de un amplio equipamiento de seguridad. El elemento central es el programa electrónico de estabilidad Adaptive ESP implementado de serie en todos los modelos, que tiene en cuenta en su regulación la carga efectiva del vehículo.

Este sistema de control del dinamismo combina las funciones del sistema antibloqueo de frenos ABS, el control de sobreviraje y subviraje VDC y el sistema de tracción TCS. También forman parte de este equipo el sistema de control de tracción ASR, una regulación del momento de impulsión y de frenado y otras funciones derivadas.

El equipamiento de serie incluye asimismo una ayuda al arranque, luces diurnas, cinturones de seguridad de altura regulable, pretensores de cinturón y limitadores de tensión para el conductor y el acompañante, un avisador de cinturón no abrochado y airbag para el conductor.

Motor nueva Citan de Mercedes-Benz

Los motores turbodiésel de inyección directa con una gran capacidad de aceleración están disponibles en tres niveles de potencia, 75 CV, 90CV y 110 CV. A ellos se suma un motor de gasolina con turbocompresor y 1,2 litros de cilindrada, 114 CV.

El vehículo está especialmente destinado para el transporte de mercancías, ya que pese a sus dimensiones compactas el volumen de carga puede alcanzar hasta los 3,8 m³. Otro elemento que subraya la anchura de la Citan es la luneta trasera. El borde inferior biselado asume exactamente la línea de los grupos ópticos traseros, que obedecen a una disposición vertical. En las versiones con doble puerta trasera, la matrícula está situada en el lado izquierdo, el más ancho de los batientes asimétricos. Si el cliente encarga la Mercedes-Benz Citan con portón trasero, la matrícula se monta centrada.