La Plataforma Pymes, formada por Fenadismer y otras organizaciones representativas que agrupan a más de dos millones de pymes españolas, ha intervenido en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, promovida para alcanzar acuerdos en torno a la reactivación económica del país tras la crisis sanitaria.

Llas pymes representan el 99,8% de las empresas españolas, casi el 70% del empleo privado, aproximadamente el 60% del PIB y más de la mitad de la recaudación tributaria empresarial. Sin embargo, han sido maltratadas de forma sistemática en las últimas décadas.

Así, sufren plazos medios de cobro de sus facturas de en torno a los 80 días, con picos que pueden superar los 200 días, pagan su electricidad un 50% por encima de la media de Francia y Portugal, su participación en la contratación pública es del 19% frente a 30% del promedio europeo.

También pagan tipos de interés por sus préstamos un 20% superiores a la media europea y fiscalmente contribuyen al impuesto de sociedades con un tipo efectivo del 18%, mientras que las grandes empresas pagan el 8%.

Desde la Plataforma Pymes han querido denunciar su situación ante las diferentes fuerzas políticas, haciendo hincapié en los problemas que sufren en materia de competitividad debido a la morosidad. En esta crisis, las empresas se han endeudado con créditos ICO, cuando la solución, a su juicio, sería eliminar la morosidad.

Bastaría con que las administraciones paguen sus facturas pendientes, de 14.000 millones de euros, y que las empresas cotizadas, sin problemas de liquidez ni de financiación, abonen los 122.000 millones pendientes de pago a sus proveedores. Estas medidas inyectarían más de 150.000 millones de euros de liquidez, sin riesgos y sin comprometer el balance de las empresas.

Capitalismo inclusivo

En 2010 se consiguió a iniciativa de la Plataforma contra la Morosidad que se eliminara la posibilidad de ‘pacto entre las partes’ para fijar los plazos de pago, que había convertido a España en el país peor pagador de Europa después de Grecia.

Transcurridos diez años, la normativa ha cambiado, pero sigue sin aprobarse un régimen sancionador, por lo que las pymes se preguntan: «¿Cómo se puede permitir que nuestro IBEX, que cobra a 58 días de sus clientes, pague a 180 días de media sus facturas, saltándose los plazos legales?«.

La Plataforma Pymes también propone que España transite hacia un modelo de capitalismo inclusivo, en el que se eliminen las ventajas que apoyan los intereses de unos pocos y se fomenten los precios justos y la igualdad de oportunidades.