Dada la elevada demanda, la congestión portuaria y las disrupciones en la cadena de suministro, que están impulsando al alza las tasas de carga, las navieras continúan en una posición privilegiada para negociar los contratos a largo plazo.

De hecho, el índice que elabora Xeneta con las tasas de estos contratos ha registrado en octubre su décima subida consecutiva, esta vez de un 2,2%, tras el incremento del 3,2% en septiembre, del 2,2% en agosto y del 28,1% en julio.

Además, se sitúa un 93,1% por encima del mismo mes del año anterior. A lo largo de 2021, el crecimiento ha sido del 90,1% y desde la consultora, no ven señales de vuelta a la normalidad en el horizonte.

Si bien es verdad que ya no se están registrando los aumentos astronómicos de los últimos meses, y de hecho, en algunas líneas se han reducido las tasas, en general la tendencia sigue siendo alcista. 

Más presión para la cadena logística

Asimismo, algunas navieras están tomando decisiones clave, como la más reciente de Maersk en referencia a los transitarios, ya que su intención es negociar directamente con los cargadores, a los que quiere proporcionar soluciones ‘end-to-end‘ para maximizar sus ganancias.

Algunos los han considerado como un abuso de poder, algo que es discutible, pero lo que está claro para la consultora es que sí es una demostración de su poder en el mercado.

Por otro lado, la falta de equipos combinada con la elevada demanda están generando una gran congestión en los puertos, especialmente en Estados Unidos, donde el número de buques esperando para atracar en Los Ángeles y Long Beach ascendía a 80 a principios de mes.

A ello se añade la crisis energética en China, donde algunas fábricas se han visto obligadas a reducir su producción, aumentando la presión sobre la cadena logística. La difícil situación se está extendiendo además a un periodo clave para los cargadores, como la Navidad.

Regiones

Por regiones, según el índice de Xeneta, las importaciones europeas se han reducido un 3,7% a nivel mensual, pero se mantienen un 122,1% por encima de las de octubre de 2020, mientras que las exportaciones han caído un 2,2% y se encuentran un 50% por encima del nivel del año pasado.

En Oriente Medio, las importaciones han retrocedido un 3,2% aunque continúan un 49,9% por encima del nivel de octubre de 2020, y las exportaciones han repuntado un 7,9% a nivel mensual y un 136,2% a nivel interanual.

Por su parte, en Estados Unidos, las importaciones se han reducido un 1,5% y las exportaciones un 3,5%. Sin embargo, el fuerte crecimiento mantenido a lo largo de 2021 ha hecho que se sitúen un 64% y un 15,8% por encima de las de 2020.