canal de panama portaconentedoresaerea

Las tasas seguirán fluctuando en el futuro, lo que obliga a todos los actores de la industria a tratar de aprovechar la información e inteligencia del mercado.

El Índice de Contratos a Largo Plazo en el transporte marítimo, elaborado por la consultora Xeneta, ha registrado un descenso del 0,4% de los precios en el mes de julio, debido a una pronunciada caída en las exportaciones del Lejano Oriente. Por el contrario, las exportaciones de Estados Unidos y Europa crecen a buen ritmo.

Aunque el índice ha perdido ya un 2,4% respecto a su récord histórico alcanzado en mayo, permanece un 1% por encima del nivel del año anterior. La guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue teniendo consecuencias a nivel mundial, tal y como demuestran los datos recabados.

En el caso de las importaciones del Lejano Oriente, apenas se han reducido un 0,1% en julio, pero la caída ha sido del 12,6% desde finales de 2018 y del 15,5% respecto a julio del mismo año. Las exportaciones han caído un 4,8%, en línea con el descenso del 8,1% en las exportaciones desde China hacia Estados Unidos en el primer semestre, y del 29,9% en las importaciones.

En el caso de EE.UU, el índice para las importaciones ha crecido un 2,9% respecto al mes anterior y un 12% en relación al mismo mes de 2018. Por su parte, las exportaciones han crecido un 6,6%, si bien las registradas en Los Ángeles y Long Beach se han reducido un 7,1%.

Falta de equilibrio

En lo que respecta a Europa, las navieras están tomando ya medidas para compensar la falta de equilibrio entre la oferta y la demanda, cancelando algunas escalas en julio y agosto para retirar unos 150.000 TEUs de capacidad durante la temporada alta.

En este caso, los precios de la importación han crecido un 5,7% en julio y un 3,9% respecto al año anterior, mientras el índice para la exportación ha aumentado un 0,7% y un 1,5% respectivamente. Aunque el mercado spot se mantiene bajo presión, los operadores tienen previsto aumentar las tasas a partir del 1 de agosto entre el Lejano Oriente y Europa del Norte.

Las tasas seguirán fluctuando en el futuro, lo que obliga a todos los actores de la industria a tratar de aprovechar la información e inteligencia del mercado.