carga-aerea

En Europa, la demanda de carga aérea ha descendido un 3,3% anual en agosto.

Los efectos de la guerra comercial que libran los Estados Unidos y China se ha reflejado en una caída del 3,9% en los volúmenes de carga aérea movida en todo el mundo durante el pasado mes de agosto, con respecto al mismo mes de 2018, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA.

Sin embargo, al mismo tiempo, la capacidad de carga se ha incrementado en un 2% anual en todo el planeta durante el octavo mes del presente ejercicio, con lo que encadena 16 meses consecutivos al alza, frente a las caídas de los volúmenes en los últimos diez meses.

A juicio de IATA las tensiones comerciales hacen que los volúmenes del comercio internacional se hayan contraído un 1%, con efectos especialmente graves en las economías emergentes, que son especialmente sensibles a cualquier alteración de los intercambios comerciales.

Principales mercados de carga aérea

Por zonas geográficas, el mercado de Asia-Pacífico ha retrocedido un 5% anual durante el octavo mes del año, mientras que su capacidad de carga se ha incrementado un 2,3%. Al tiempo, el mercado norteamericano ha registrado un descenso del 2,4% en la demanda y un crecimiento del 1,3% en la capacidad.

En Europa, la demanda de carga aérea se ha contraído un 3,3% en agosto, mientras la capacidad ha repuntado un 3,3%. De igual modo, en Iberoamérica, los volúmenes han aumentado un 0,1%, mientras que la capacidad retrocedía un 2,9

Por su parte, en Oriente Medio la demanda ha experimentado un retroceso de un 6,7% y la capacidad ha descendido un 0,8%. Finalmente, en África la demanda de carga aérea se ha incrementado en un 8%, al igual que la capacidad, que ha aumentado un 17,1%.