La situación de máxima ocupación que vive el puerto de Valencia genera, tal y como reconoce la propia Autoridad Portuaria, que cualquier incidencia que se produzca en la operativa del tráfico de contenedores del enclave genere retrasos que afectan de pleno a la cadena de transporte terrestre.

Los transportistas portuarios vienen quejándose desde hace tiempo de las colas que se producen y piden que se mejoren los tiempos de espera. En este sentido, la Autoridad Portuaria mantiene reuniones con las terminales para analizar la situación y proponer medidas desde hace un par de meses.

Como consecuencia de estos contactos, dos terminales han decidido adelantar los horarios de apertura de sus instalaciones a partir del próximo 13 de abril y se espera que las restantes también tomen medidas similares.

Así pues, CSP y MSC iniciarán las operaciones a diario a las seis de la mañana, de tal manera que dedicarán las dos primeras horas a los contenedores vacíos y de importación, con el fin de agilizar los tráficos que se mueven a poca distancia del puerto, para después pasar a la operativa normal y dejar el tramo final de la tarde para las exportaciones.

Con respecto al cierre, CSP estima que se producirá a las ocho de la tarde, mientras que MSC lo fijará cuando los transportistas con preentrada en las instalaciones de la terminal que gestiona hayan recibido atención.