manipulacion de contenedores en la terminal de contenedores del puerto de Valencia

Este viernes se ha aprobado, tras haberse anunciado previamente para septiembre y noviembre del pasado año, el protocolo de colaboración entre el ministerio de Fomento  y la consejería de Infraestructuras del gobierno autonómico valenciano para desarrollar las terminales logísticas intermodales vinculadas a los puertos valencianos ubicados en el Corredor Mediterráneo.

Se da así luz verde a la creación de los centros logísticos que estarán ubicados en puntos estratégicos conectados a la red de carreteras y del ferrocarril. Su puesta en marcha se considera clave para el funcionamiento y la comercialización del tercer carril del corredor mediterráneo, un aspecto al que se refería esta semana el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, al destacar la necesidad de «precomercializar el tercer hilo como oportunidad para demostrar que hay mercado«.

Estas terminales estarán vinculadas con los puertos de Valencia, Sagunto, Castellón y Alicante. En el caso de Valencia se contempla la terminal de Fuente de San Luis, que actualmente está sin operar.

En cada caso se efectuarán estudios para evaluar su viabilidad logística y económica, así como para definir el modelo de gestión más adecuado. En este sentido, el vicepresidente del gobierno autonómico, José Císcar, ya avanzó que la gestión de los nodos se realizará preferentemente a través de la participación público-privada.

Estudios de viabilidad

Bajo esta perspectiva las nuevas terminales intermodales se plantearán como centros logísticos en los que se prestará especial atención a los accesos viarios y ferroviarios.  Además, Fomento elaborará un estudio de viabilidad económica y propondrá las fórmulas adecuadas para su gestión y el diseño más eficiente.

La coordinación correrá a cargo de una comisión de seguimiento, que estará formada por tres representantes de Fomento y tres de la Consejería. A esta comisión se podrán incorporar, en calidad de observadores, representantes de los ayuntamientos en cuyo término municipal se ubiquen los centros.

Su puesta en marcha se incluye en el PITVI 2014-2020 y en su Red de Infraestructuras Nodales que tiene como objetivo integrar «plenamente» el ferrocarril en la cadena logística.