amazon prime e-commerce

El gasto global de los usuarios de la multinacional en esta campaña ha llegado a los 3.700 millones en 2018.

La Navidad y el Black Friday son dos de las fechas más señaladas para los compradores ‘on-line’, por las numerosas rebajas y promociones que pueden encontrar en cada comercio. Junto a ellas, otra jornada se va imponiendo como una de las más importantes para el sector del e-commerce, el Prime Day de Amazon.

El gasto global de los usuarios ‘prime’ de la multinacional ha pasado en la última campaña de los 2.150 millones de euros en 2017 a más de 3.700 millones en 2018, lo que supone un incremento de más del 70%.

En total, se vendieron unos 100 millones de artículos durante las 36 horas del Prime Day, cuando se publicaron más de un millón de ofertas con un 20% de descuento como mínimo. La categoría de tecnología fue la más demandada, pues un 40,9% de los usuarios han comprado algún producto de esta gama.

Esta promoción supone una oportunidad para las marcas de aumentar sus ventas y potenciar la efectividad de sus campañas publicitarias, dando a conocer los nuevos productos y mejorando su posicionamiento.

Es más, las ventas de los que han realizado campañas patrocinadas, se han multiplicado por cinco respecto al promedio diario de ventas atribuidas a anuncios en cualquier otro día del año. Por ello, la mayoría de vendedores ya están preparando sus estrategias comerciales para la próxima edición, que se celebrará en el mes de julio de 2019.