distribucion furgonetas

La demanda de furgonetas seminuevas se ha disparado en un 50% desde la puesta en marcha el pasado mes de febrero del Plan PIMA AIRE, que ofrece también ayudas para la renovación de industriales ligeros usados de hasta un año, según un análisis de AutoScout 24.

El análisis atribuye esta fuerte demanda inicial al interés del colectivo de autónomos, uno de los más afectados por la crisis y con más dificultades a la hora de renovar una de sus principales herramientas de trabajo, las furgonetas y los vehículos comerciales.

Tanto es así que el aumento de la demanda se ha dejado sentir sobre todo en el segmento de vehículos de ocasión, donde los compradores pueden intercambiar una furgoneta de hasta siete años por otra seminueva a un precio más competitivo, beneficiándose de incentivos de entre 2.000 y 4.000 euros en función del tamaño del vehículo.

De hecho, el tramo de furgonetas usadas que más creció en ventas durante el primer trimestre del año fue el de uno a tres años, con un avance del 27,7%, mientras que el segmento intermedio de tres a cinco años registró una caída del 28,5%. 

No obstante, en su análisis global sobre las furgonetas de ocasión, también se aprecia una polarización de las ventas entre los vehículos más jóvenes y los de mayor edad, ya que los de más de diez años crecieron un 11,5% hasta marzo por una cuestión, básicamente, de bajo precio y posibilidad de pago al contado.