El grupo holandés de servicios de mensajería y logística TNT Express ha registrado en los nueve primeros meses de 2013 unas pérdidas netas de 154 millones de euros, en contraste con los 62 millones de euros que ganó en el mismo periodo de 2012, según ha informado la empresa en un comunicado.

La cifra de negocio del grupo holandés alcanzó entre enero y septiembre un total de 4.989 millones de euros, lo que supone un 4,7% menos hace un año.

En concreto, la facturación de la compañía holandesa registró una caída del 4,5% en Europa y del 9,6% en el área del Pacífico. A su vez, las ventas en Asia, Oriente Próximo y Africa descendieron un 8,6%.

En cuanto al tercer trimestre, TNT registró un beneficio neto de 6 millones de euros, un 25% menos que el beneficio alcanzado hace un año, mientras que la facturación descendió un 6,6%, hasta los 1.621 millones de euros.

En opinión del consejero delegado de TNT Express, Tex Gunning, «hemos hecho grandes progresos en este trimestre, en relación con los objetivos del programa Deliver!, con resultados importantes en cuanto al desarrollo de proyectos de mejoras operativas y estamos viendo los primeros beneficios de las medidas adoptadas«

Si bien algunos sectores están mostrando mejores resultados, «las condiciones de mercado siguen siendo difíciles con perspectivas de mejora limitadas a corto plazo«, por eso, continúa Gunning, «en esta situación, nuestro objetivo de potenciar TNT Express a medio plazo, pasa por desarrollar nuevas iniciativas que refuercen nuestra posición en el mercado«.

Tras la operación fallida de venta a UPS, que se vio frustrada por las condiciones impuestas desde la UE, la compañía holandesa de paquetería express puso en marcha en marzo de este año un amplio conjunto de medidas para impulsar su posición competitiva, especialmente en Europa, y  operar su negocio de manera más eficiente. En este entorno, la nueva estrategia Deliver! se centra en el crecimiento del servicio TNT Express y en el aumento de los segmentos más rentables, con inversiones en en infraestructura y tecnología.

En estos últimos meses, TNT ha vendido su negocio de transporte por carretera en China, ha reorganizado su negocio en Italia y ha vendido el negocio de TNT Fashion en Holanda, además de realizar otras desinversiones en sectores considerados no estratégicos, con el objetivo de alcanzar la rentabilidad en el horizonte de 2015.