Evolución matriculaciones

El incremento del IVA en tres puntos a partir del 1 de septiembre, ha provocado que los compradores particulares adelanten la compra de 10.000 vehículos en el mes de agosto. Debido a esta circunstancia, las matriculaciones totales en este mes han sumado 48.820 unidades, con un incremento del 3,4%, respecto al mismo periodo del año anterior.

Este hecho coyuntural, no cambia la tendencia del mercado que en los próximos meses sufrirá la baja provocada por este adelanto de operaciones, ya que en su mayoría no se trata de nuevas ventas. El resultado acumulado mantiene la tendencia negativa que venía siendo común en lo que llevamos de año. Con un total de 520.216 unidades, el acumulado del año registra un descenso del 8,5%.

El descenso continuado en la tasa de confianza de los consumidores así como la tasa elevada de desempleo, anticipan un último cuatrimestre muy negativo para el consumo. Tras los resultados obtenidos en el primer semestre del año se esperaba que a finales de año se contabilizarán un total de 750.000 vehículos matriculados, sin embargo, tras la subida del IVA y con la situación económica tan negativa, es probable que el resultado global del ejercicio en la venta de turismos no sobrepase las 700.000 unidades. 

El canal de particulares en positivo

El canal de particulares crece por primera vez después de 25 meses de caídas consecutivas, totalizando 34.301 operaciones, lo que se traduce en un incremento del 28,3%. Sin embargo, este segmento confirma la continua pérdida de cuota en el mercado que viene experimentado en los últimos cuatro años y en el resultado acumulado registra un total de 239.404 unidades, con un descenso del 7%. Cabe destacar, que este segmento representa una cuota del 46% sobre el mercado total.

Por su parte, el canal de empresas y el de alquiladores, menos influenciado por el incremento fiscal, mantienen su tendencia negativa con sendos descensos. El canal de empresas totaliza en el mes de agosto 12.897 unidades, con un brusco descenso del 29,2%. Los primeros ocho meses del año presentan una caída del 13,9% con 157.539 matriculaciones.

Por último, el canal alquilador ha registrado una caída del 28,4%, con 1.622 unidades. En el período enero-agosto este segmento ha totalizado 123.273 unidades con un descenso acumulado del 3,6%.

Aránzazu Mur, responsable del área económica de Anfac ha afirmado que este incremento en el número de matriculaciones no supone una cambio de tendencia en el mercadoya que el resto de canales muestran resultados muy negativos, con caídas cercanas al 30%”.

El descenso continuado en la tasa de confianza de los consumidores así como la tasa elevada de desempleo, anticipan un último cuatrimestre con poca actividad del consumo”, ha señalado.

Coches 650 euros más caros

Por su parte, el responsable de Ganvan, Juan Antonio Sánchez Torres ha explicado que el repunte de las ventas de particulares no deja de ser «anecdótico«, pues no supone más que un adelanto de algunas compras que ya estaban previstas para los próximos meses; además, traerá consigo un «efecto rebote» con mayores descensos a causa del impacto de la subida, que encarecerá los coches en unos 650 euros de media.

Este alza de precios, unido a la incertidumbre económica y la dificultad para encontrar financiación factible supondrá «un cóctel explosivo» para el sector, reduciendo las matriculaciones en el conjunto del año por debajo incluso de las 700.000 unidades, lo que supondrá un descenso cercano al 13% frente a un año para olvidar como ya fue el pasado 2011.

Futuro negativo

En este sentido, ha alertado de que a lo largo de este año podrían perderse más de 3.000 puestos de trabajo sólo en las redes de distribución, tras el cierre de medio millar de pequeñas y medianas empresas; pérdidas que vendrían a sumarse a los 40.000 empleos y 2.500 pymes destruidas desde que estallara la crisis hace ya un lustro.

Para evitarlo, el presidente de Ganvam ha solicitado la puesta en marcha de un paquete conjunto de medidas, entre las que destaca un plan en favor del automóvil que incluya acciones para favorecer la renovación del parque y la reactivación de la demanda, lo que además revertiría a favor de las arcas públicas gracias a los ingresos extra por IVA, Impuesto de Matriculación y tasas a los hidrocarburos.

Falta de confianza en la economía

El presidente de Aniacam, German López Madrid, se ha mostrado preocupado por la falta de confianza que existe en el mercado y la falta de rotundidad en el apoyo del sector. Por este motivo, ha recordado el anuncio hace una semana del Ministro de Industria de un posible Plan Renove en 2013 y que recientemente se ha retractado aludiendo que no hay dinero, “es muy complicado recuperar esa confianza en el propio sector”.

López Madrid ha recordado que, si bien es cierto que “un plan de incentivos a la renovación del parque el próximo año podría ser positivo para el sector, también será necesario que el consumidor vuelva a recuperar la confianza en la economía para lograr un impulso de la demanda en niveles normales”.