evolucion mercado VI hasta agosto 2013

El mercado de vehículos industriales registra una caída superior al 14% en el acumulado de enero a agosto de este año, situándose el volumen total en 7.076 unidades frente a las 8.264 del mismo periodo de 2012, según los datos que acaba de hacer públicos Aniacam. Aunque experimenta una leve mejoría de casi 4 puntos, respecto al cierre del primer semestre de 2013, todos sus segmentos registran variaciones muy negativas en relación al acumulado a agosto de 2012.

De esta forma, el segmento que más cae es el de vehículos rígidos de obras, con un reducción de sus ventas en el acumulado del -45,3%, y registrando sólo 82 unidades vendidas. En segunda posición se sitúan los camiones pesados de >= 16tn con una reducción del 15,4%, mientras que los tractocamiones y los camiones de > 6 tn caen en ventas un 14,9% y un 14,8%, respectivamente. Los rígidos de carretera ceden un -13,3%, los camiones medios un -12,3% mientras que el grupo menos afectados por la caída de ventas es el segmento de camiones ligeros, que pierden solo -7,9%.

Según la asociación de distribuidores, las variaciones del mercado han sido de signo negativo durante los últimos 21 meses  (de diciembre 2011 a agosto 2013), si bien en los dos últimos meses se ha atenuado ligeramente el ritmo de caída e incluso en algunos segmentos se han producido variaciones positivas de manera puntual y testimonial.

acumulado anual VI hasta agosto 2013

Aniacam reconoce que en el sector de Vehículos Industriales las series mensuales no son muy representativas de la demanda, si lo son los datos acumulados del año o los interanuales, “y estas cifras no invitan al optimismo”, destaca.

Con esta tendencia, Aniacam estima que las cifras al cierre del mercado para el año 2013 serán las más bajas de los últimos 20 años. Se situarán en torno a los 12.000 vehículos, una caída del 9% respecto a 2012.

Los indicadores económicos que se están publicando estos días sobre reducción del paro, incremento de la confianza del consumidor, etc. “apuntan hacia una recuperación lenta pero gradual de la economía española, aunque no exenta de volatilidad y desde luego continuarán las  dificultades para acceder al crédito para financiar las compras de bienes de equipo, entre los que se encuentran los vehículos industriales”, recuerda la patronal.

Así, dentro en este escenario, la previsión de Aniacam para el mercado de 2014 es que se produzca un crecimiento importante en términos relativos, pero moderado en cuanto a volumen de vehículos. Así, estima que estará en torno al 7% para situarse en unos 13.000 vehículos matriculados.