Este 2018 parece ser el año de la confirmación para el ‘Black Friday’, una cita que desde su irrupción en el mercado español en 2016 se ha ganado a pulso su presencia entre los momentos de mayor consumo para las compras de comercio electrónico, justo a las puertas de la campaña navideña, otro momento álgido para el consumo.

Según diferentes fuentes, si las ventas de esta fecha aumentaron un 11% anual en 2016 y el año pasado se incrementaron un 33%, en el presente ejercicio crecerán en torno a un 40%, según datos de la consultora Tandem, con lo que el ‘Black Friday’ mantiene un ritmo de crecimiento que confirma su recorrido antes de la madurez.

El año pasado, los principales marketplaces generalistas como Amazon, Aliexpress, El Corte Inglés, Fnac o eBay concentraron el 48% de las compras totales de esta cita, en la que los productos tecnológicos y las prendas de vestir se convierten en las principales estrellas de esta temporada de compras.

Para el próximo ‘Black Friday’ se espera que una vez más, el ordenador sea el dispositivo más utilizado, aunque los móviles ganan terreno con rapidez y podrían llegar a acaparar caso el 50% de las transacciones de comercio electrónico que se realicen de cara a esta cita del consumo en 2018.