La buena marcha de las ventas en los mercados estadounidense y canadiense, así como la fortaleza registrada en todos los mercados europeos han disparado los beneficios de Paccar en 2017 hasta los 19.460 millones de dólares, 15.613 millones de euros al cambio, lo que supone un crecimiento de un 14% con respecto a 2016.

Así mismo, el ejercicio se ha cerrado con un cuarto trimestre de récord, en el que las diferentes enseñas de la marca han generado unos ingresos de 5.450 millones de dólares, el equivalente de 4.372 millones de euros y un incremento con relación al mismo período de 2016 de un 33,91%.

Por lo que respecta al mercado europeo, Paccar estima que en 2017 se alcanzó un volumen total en todo el continente de 406.000 vehículos industriales de más de 16 toneladas de MMA y que, continuando en esa misma senda, 2018 será otro gran año para el mercado europeo de vehículos industriales, que, a juicio de Preston Feight, presidente de DAF, se moverá entre las 290.000 y las 320.000 unidades.

En Norteamérica, Kenworth y Peterbilt alcanzan una cuota del mercado de vehículos industriales en los Estados Unidos y Canadá del 30,7%, más de dos puntos porcentuales del registro de 2016, cuanto entre ambas sumaban un 28,5% de cuota de mercado en los dos países, con unas ventas en la región de 218.000 camiones frente a las 216.000 unidades vendidas en 2016.