Si hace un año parecía despejarse el futuro de Leciñena como fabricante de semirremolques, con la adjudicación a la andaluza Melgasal de la gestión, el Boletín Oficial del Registro Mercantil ha publicado esta semana el auto de conclusión en firme del concurso de Leciñena S.A., con insuficiencia de la masa activa de la sociedad.

La decisión adoptada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza implica el cese de la zaragozana Paul y de Miguel como administrador concursal del fabricante aragonés de semirremolques y la extinción de la sociedad.

Tras la resolución del concurso de Leciñena S.A., la actual propietaria de la marca y la fabricante de los vehículos ‘Leciñena’ es la sociedad Leciñena Trailer S.L., que sigue adelante con el plan estratégico diseñado para el relanzamiento de la marca de semirremolques.

El proceso de venta no estuvo exento de polémica, ya que en diciembre de 2016, la adjudicación al grupo inversor andaluz Melgasal Invest fue impugnada por el grupo polaco Wielton que optaba también a quedarse con el fabricante aragonés de semirremolques.

La propuesta contaba con el apoyo del comité de empresa y de un grupo de trabajadores, pero finalmente la magistrada del tribunal, adjudicó el 13 de diciembre los activos a la firma de Juan Melgarejo. En esta circunstancia, el fabricante polaco Wielton presentó una demanda contra la resolución judicial que parece haberse resuelto ahora definitivamente.

El fabricante maño de semis alcanzó una facturación durante el ejercicio 2017 de 8,4 millones de euros, un 32% más que el año anterior, e incluso anunció la presentación en Valencia de un nuevo portacontenedor extensible.