[youtube video=»oBJ5AGfFGRM» ancho=»480″ alto=»300″]

Sobre los chasis que se reciben completamente terminados, procedentes de la planta de Zaragoza, se ha comenzado el montaje de las carrocerías, principalmente de lonas correderas, lo que además de agilizar el proceso de matriculación, permitirá tener unidades listas para la venta en el mercado francés.

La base de Lyon es la segunda en territorio francés del fabricante español, para ofrecer servicios de postventa a todos los transportistas españoles de paso por Lyon. El otro centro de Lecitrailer abierto en territorio francés está localizado en La Crêche, en la región de Poitiers.

Sobre una parcela de 50.000 m², se han construído 7.000 m², distribuídos en dos naves para reparación y montaje de carrocerías. Dotadas de puente grúa, cuentan con todo el utillaje necesario para dar servicio postventa y de reparación de semirremolques; cabinas de granallado y de pintura, volteador de plataformas o bancada para el enderazamiento de chásis así como un amplio aparcamiento.

Aprovechando su ubicación, en el corredor por el que pasa una buena parte del transporte español por carretera que «sube» a centro Europa, la idea es la de ofrecer un servicio a cualquier semirremolque, independientemente del fabricante, para sí facilitar las reparaciones y el mantenimiento de las unidades remolcadas.

Cuenta así mismo, con un almacén de recambios, estando disponible la venta al público de una amplia selección de las referencias de mayor rotación.

El mercado francés, supone el segundo en importancia tras el español, para el fabricante de Casetas, en el que se sitúa entre los cinco primeros lugares. En el segmento de remolques y tras la desaparición de Samro, que finalmente fué comprado por Trouillet, Lecitrailer ocupa una destacada primera posición, como principal suministrados de remolques.