tienda de Leroy Merlin

El packaging de la compañía pasa por una adaptación a toda la cadena logística.

El Clúster Innovación Envase y Embalaje ha reunido a más de 40 empresarios del sector para conocer las particulares necesidades de embalaje de Leroy Merlin. En el encuentro, los fabricantes y proveedores han podido conocer los requisitos de la compañía a la hora de elegir un óptimo embalaje.

El packaging de la compañía pasa por una adaptación a toda la cadena logística para productos de gran envergadura, pesados pero frágiles, y que a la vez sea sostenible, respete la seguridad de clientes y manipuladores y su particular sistema de almacenamiento en tienda ‘góndola’.

La operativa logística requiere que la unidad esté ya embalada y lista para la venta según llega a fábrica. Todo ello, además, debe lograrse sin que este tipo de embalaje haga perder productividad y eleve desmesuradamente los costes de producción.

Pensado para el e-commerce

Ante el incremento de las ventas on-line de la compañía, que han aumentado durante 2015 un 54% hasta los 116.000 pedidos, el embalaje o envase que se utilice debe estar diseñado teniendo en cuenta las especificidades del e-commerce y, concretamente, de la logística inversa.

Así, «el óptimo packaging tiene que ser adaptado a toda la cadena logística e integrar la logística inversa», lo que significa un diseño compatible con las devoluciones on-line, que a su vez proteja y evite deterioros en los productos que se transportan, según señalan desde la compañía.