En su primera década de existencia, Libertia ha pasado de ofrecer un servicio puramente nacional a incorporar en su portfolio soluciones de transporte a clientes internacionales de toda índole.

Durante estos diez años, Libertia ha conseguido construir una red de clientes de alta fidelización, utilizando además medios de transporte más amigables con el medio ambiente. Con el objetivo de ofrecer una mayor calidad de vida al conductor y también una mayor optimización del coste del transporte.

El operador celebra su décimo aniversario afianzado su servicio de transporte intermodal como el de mayor demanda por parte de sus clientes. Utilizado para los tráficos de importación y exportación sobre todo con origen y destino Italia, gracias a una destacada red de colaboradores y clientes.

La mejora de resultados año tras año, no solo desde el punto de vista económico y el aumento de la plantilla de la empresa, pasando de los siete trabajadores de sus inicios, a los 45 actuales, dan buena prueba de la evolución experimentada en esta decena.

En la actualidad, Libertia sigue en continua búsqueda de la diversificación y el crecimiento, sin olvidar la reducción de la huella de carbono y persiguiendo un transporte cada vez más ecológico y sostenible.