lidl_y_lola_market

Los pedidos podrán recibirse en el plazo de una hora o en el mismo día, pudiendo elegir una hora concreta para la entrega.

Seis meses después de poner en marcha su servicio de venta ‘on-line’ de productos de alimentación en Madrid, Lidl hará lo propio en Barcelona, en algunos municipios próximos a la ciudad condal y en Valencia.

Allí, seguirá ganando experiencia en este segmento y aprenderá más sobre los gustos del consumidor. El servicio también se gestionará en este caso a través de la plataforma Lola Market, que pone a disposición del comprador más de 2.200 referencias de alimentación, cosmética, higiene y droguería de su catálogo de productos.

También se podrán adquirir los artículos de temporada, como los 250 productos que se pondrán a la venta en la campaña navideña. Los clientes podrán recibir sus pedidos en el plazo de una hora o en el mismo día, pudiendo elegir una hora concreta para la entrega.

No obstante, el envío supondrá un coste fijo, independientemente del volumen de compra. En cuanto al precio de los productos, es el mismo que en tienda, algo que ha sido muy valorado hasta ahora por los compradores madrileños.