stralis iveco biometano lidl

La cadena de supermercados utilizará utilizará este modelo en los alrededores de su centro logístico de Somaglia.

La filial italiana de Lidl ha incorporado a su flota cinco nuevos vehículos alimentados con biometano, un combustible renovable y sostenible, tanto en lo que se refiere a los niveles de CO2 del vehículo como a las emisiones del ciclo de vida.

Se trata del modelo Iveco Stralis NP de GNC, con una potencia de 460 CV. La cadena de supermercados lo utilizará en los alrededores de su centro logístico de Somaglia, en la región de Lombardía, en el marco de su nuevo proyecto para el transporte sostenible.

Su objetivo a largo plazo es realizar la transición de los combustibles fósiles a los combustibles alternativos. Desde 2015, la delegación italiana ya venía utilizando el GNL en numerosos vehículos, con lo que han conseguido reducir sus emisiones en un 5,2%, evitando 620.000 toneladas de emisiones, pese al crecimiento de los puntos de venta.

El camino para lograr las mismas condiciones en términos de capacidad de carga, rango, tiempos de recarga e infraestructuras siguen siendo largos, pero la única solución actual que es fácilmente disponible y económicamente sostenible es el biometano, en todas sus formas, ya sea GNC o GNL, que permite reducir las emisiones en un 95%.

En este proyecto, la filial de Lidl está acompañada tanto por Iveco como por el operador LC3 Trasporti y la compañía energética Edison Energy, que suministra metano a más de 200 estaciones de servicio en toda Italia y está tratando de crear la primera cadena logística que integra GNL para un mayor desarrollo de la movilidad sostenible en la industria pesada y transporte marítimo.