residuo Cero Lidl Aenor plataforma logística Alcalá de Henares

Lidl ha puesto en marcha un sistema de clasificación de residuos en 22 categorías.

El certificado de «Residuo Cero», otorgado por Aenor a la plataforma logística de Lidl en la localidad madrileña de Alcalá de Henares supone un reconocimiento a la labor llevada a cabo por la compañía para lograr que las 2.900 toneladas de residuos que se gestionan al año sean recicladas al 100%, para ser utilizados como nuevos recursos o materias primas y no se tiren al vertedero.

Para ello, Lidl ha puesto en marcha un sistema de clasificación de residuos en 22 categorías; aunque, cerca del 80% del volumen total de estos residuos se agrupan en seis de las 22 categorías, como son cartón (54%), plástico (7%), textil (7%), alimentación seca (5%), madera (2%) y chatarra (2%).

De estos materiales, el cartón, la madera, el plástico y la chatarra, una vez valorados, se comercializan para su uso como nueva materia prima; mientras que el textil es transformado en hilos o trapos, y la alimentación seca que no es apta para el consumo se transforma en pienso para animales.

Respecto al resto de categorías, el 16% de los residuos son basura compuesta, fundamentalmente, por restos de alimentos frescos no aptos para el consumo, y que también es separado y puesto en valor.

Para la directora de responsabilidad social corporativa de Lidl España, Michaela Reischl, «el verdadero reto de obtener el Residuo Cero está en conseguir valorar la basura, aquello que por definición no tiene valor«. Lidl ha conseguido obtener combustible sólido recuperado (11%) y compost orgánico (89%) de la gestión de la basura.

Esta certificación, junto con las certificaciones medioambientales de Breeam y Verde que se consiguieron el pasado año, convierten a la plataforma logística de Lidl en Alcalá de Henares como la más sostenible desde el punto de vista medioambiental.

Nueve meses después de que se inaugurase la primera fase de la plataforma madrileña, la plataforma logística de Lidl en Alcalá de Henares, diseñada para mover 2 millones de palets al año que equivalen a suministrar 74 millones de cajas a sus tiendas, dispone en la actualidad de 45.000 m² operativos de superficie de almacenamiento.

A esta cifra se sumarán otros 16.000 m² cuando empiece a operar a final de 2018, el nuevo silo automatizado que actualmente se encuentra en avanzada fase de construcción, que tendrá capacidad para 50.000 palets y supondrá aumentar en un 25% la capacidad de almacenamiento actual.

Para abordar el crecimiento experimentado por la cadena alemana de supermercados en España, la compañía tiene previsto reforzar su estructura logística en Valencia, donde ha adquirido una parcela de 122.000 m² en Cheste, y en Cataluña, donde actualmente se trabaja en la construcción de unas nuevas instalaciones de 65.000 m².

La actual estructura logística de Lidl en España cuenta con instalaciones en Llodio (Alava), Montcada i Reixac (Barcelona), Narón (La Coruña), Pinto y Alcalá de Henares (Madrid), Loquí (Murcia), Dos Hermanas (Sevilla) Coruña (Narón), Murcia (Lorquí), Sevilla (Dos Hermanas), Málaga, Ribarroja (Valencia) y Güimar (Tenerife).