En línea con las brutales caídas de abril y mayo, junio sigue la devastadora estela que está dejando la crisis sanitaria en las cuentas de las empresas de transporte y logística del país.

Con más detalle, la cifra de negocio del transporte y almacenamiento ha registrado un descenso anual de un 26,9% durante el pasado mes de junio, según los registros publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

Por segmentos de actividad, la facturación del transporte de mercancías por carretera ha disminuido un 4,3% en el sexto mes del presente ejercicio si se compara con el mismo mes de 2019, mientras que la cifra de negocio del transporte por ferrocarril, por su parte, se ha desplomado un 54,7% anual en junio.

Por otro lado, la facturación del transporte marítimo y por vías navegables interiores ha registrado un descenso anual de un 24,6% en junio, mientras que la facturación del transporte aéreo se ha contraído otro 80,1% anual en el período.

Finalmente, la cifra de negocio del almacenamiento y las actividades anexas al transporte ha perdido un 19,4% en el mes, con respecto al mismo período de 2019.

Sin embargo, la facturación de las actividades postales y de correos también ha crecido un 3,6% anual durante el sexto mes de este mismo ejercicio, como una señal inequívoca de la potente actividad que está demostrando el comercio electrónico durante la pandemia.

En términos generales, la cifra de negocio de todo el sector servicios español ha dejado un 18% anual en el mes, 8,9 puntos porcentuales por debajo de la caída que registra en el período el sector de transporte y almacenamiento.

Pese a los registros negativos, todos los segmentos de actividad logística y de transporte presentan significativos avances mensuales entre mayo y junio que, aunque incipientes, parecen anunciar una cierta recuperación, tras haber tocado fondo en abril.

grafico cifra negocio logistica primera mitad 2020