Con el fin de aportar ganancias de tiempo en las operaciones de picking, Linde ha dado una nueva vuelta de tuerca a gama de recogepedidos N20, con un nuevo acceso bajo y variantes que oscilan entre las 1,6 y las 2,5 toneladas con el fin de aportar un plus de competitividad, manteniendo un alto grado de ergonomía.

El puesto de conducción avanzado de este equipo de manuntención, equipado, además, con sistemas de amortiguación de vibraciones, permite un control total de todo su perímetro y, al mismo tiempo, facilita la visión de posibles obstáculos que puedan encontrarse en almacenes y zonas de carga.

De igual modo, el puesto de mando incorpora desarrollos ergonómicos como volante regulable, protecciones para la espalda y las rodillas.

La nueva serie cuenta con una amplia gama de diez variantes distintas que se adaptan a las necesidades de cada operativa logística.

Por un lado, los modelos N20 B, N20, N25 y N20/N25 HP han sido diseñados para el movimiento de cargas a nivel del suelo, mientras que el N16 Li permite elevar mercancía hasta los 790 mm.

Además, los recogepedidos dobles N20 D y N20 D HP pueden elevar un máximo de 1.200 kilos hasta los dos metros de altura, mientras que, adicionalmente, la variante N20 LoL ofrece brazo de carga extendidos.