Con una capacidad de carga de hasta cinco toneladas, estas carretillas contrapesadas participan del concepto de tecnología «Pure Energy» de la serie 4 de las EFG, que se lanzó con éxito el año pasado.

El nuevo concepto Pure Energy se basa en el uso de la última generación de la tecnología trifásica de los motores originales de Jungheinrich y sus sistemas de control electrónico. Además el sistema de control de la carretilla reduce al mínimo la longitud y el número de líneas necesarios para conectar las diferentes piezas. Del mismo modo, la cantidad de tubos hidráulicos se ha reducido de un modo considerable al conectar los componentes del modo más directo posible con el bloque hidráulico.

“Línea S” para operaciones en exteriores e interiores

La nueva “Línea S” incluye carretillas de hasta 600 mm de centro de distancia de carga, lo que permite, a decir del fabricante, un incremento sustancial en la capacidad de carga residual. Se ha equipado un eje de dirección extremadamente potente, diseñado especialmente para operaciones de exterior, así como con grandes neumáticos, lo que confiere al equipo una robustez adicional «evidente», tanto dentro como fuera del almacén.

La EFG S50s viene equipada de serie con conducción paramétrica (opcional para la EFG 535-550), basada en la dirección eléctrica, que permite modificar el comportamiento de conducción dinámico del vehículo según programa operativo seleccionado, lo que permite al operario conducir con precisión casi milimétrica.

Nuevo sistema de cambio de batería

Un sistema de cambio de batería sencillo permite sustituir la batería de esta generación de apiladoras de forma segura, mediante el adaptador «SnapFit» que permite un cambio de batería único para todas las carretillas contrapesadas eléctricas con baterías de 48 a 80 voltios, combinables con una transpaleta estándar de Jungheinrich.

El sistema «SnapFit» asegura y posiciona la batería y simplifica el mantenimiento y los cambios,  además de proteger la batería.

Dentro del concepto Pure Energy de Jungheinrich, mediante cinco programas operativos individuales, se puede relacionar el rendimiento de la carretilla con cada caso particular, al tiempo que las apiladoras de la serie 5 consumen la mínima energía necesaria en cada caso.

Máximo confort durante las operaciones

La ergonomía de la nueva generación de carretillas apiladoras eléctricas de Jungheinrich ha sido igualmente adaptada y optimizada, de forma que el operario puede ajustar la altura y el ángulo de la columna de dirección en un único movimiento manual. También el reposabrazos montado en el asiento, que ofrece múltiples variantes en altura y dirección longitudinal, añade confort para el operario. Todos los elementos de operación primarios pueden adaptarse fácilmente a las necesidades individuales de cada operario.

Otras características en cuanto a ergonomía incluyen buena visibilidad hacia adelante y numerosos espacios pensados para todo aquello que el operario necesita durante un turno, con el fin de lograr un trabajo relajado y efectivo.