El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, y el consejero delegado del Grupo Grimaldi en España, Mario Massarotti, han recibido al Eco Valencia, el primer buque híbrido de la naviera que garantiza cero emisiones en puerto.

Con baterías de litio que se recargan durante la navegación y 600 m² de paneles solares, es el primero de 12 buques de la clase ‘Green Generation’, con una capacidad de carga en sus garajes que dobla a los barcos más grandes que operaban hasta ahora, pero con el mismo consumo de combustible a la misma velocidad.

Esto significa una eficiencia duplicada en términos de emisiones por tonelada transportada. Además, incorpora diferentes soluciones tecnológicas que mejoran sus emisiones y sistemas de depuración de gases de escape.

Es la unidad ro-ro más grande del mundo dedicada al transporte marítimo de corta distancia y puede transportar 7.800 metros lineales de mercancías rodadas, lo que equivale a unos 500 remolques.

Construido en el astillero chino Jinling, el buque tiene 238 metros de eslora y 34 metros de manga, con un tonelaje bruto de 67.311 toneladas y una velocidad de navegación de 20,8 nudos.

Como el resto de buques de la serie, está dotado de motores controlados electrónicamente y utiliza combustibles fósiles durante la navegación, pero apuesta por la electricidad mientras está estacionado en puerto. Es por ello que el Registro Naval Italiano le ha otorgado la certificación ‘Green Plus‘, la de más alto nivel en el campo de la sostenibilidad ambiental.

De las 12 unidades de su clase, nueve se desplegarán en el Mediterráneo y otras tres serán operadas por Finnlines en el norte de Europa. El Eco Valencia operará entre Italia y España, haciendo escala regular en los puertos de Livorno, Savona, Barcelona y Valencia.