Peugeot ha lanzado al mercado su nuevo Rifter, un vehículo polivante fabricado en Vigo sobre la plataforma modular EMP2 que ofrece resistencia y durabilidad, incluso en las situaciones más exigentes.

El cliente puede elegir entre dos longitudes, ‘Standard’ o ‘Long’, que ofrecen cinco o siete plazas respectivamente, a lo que se suma un volumen de carga que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión de cinco plazas a los 4.000 litros bajo techo con asientos abatidos en la versión larga.

Se trata de un vehículo versátil, disponible en una gama de motores eficientes, con un diseño cuidado caracterizado por un capó corto y horizontal, una carrocería alta y voladizos cortos. Presenta características estilísticas y funcionales propias de los SUV, como la distancia al suelo realzada, grandes ruedas o los paragolpes carenados tanto en el frontal como en la parte trasera.

Su carácter compacto y dinámico le permiten adaptarse a los desplazamientos en ciudad, aunque también tiene potencia suficiente para los trayectos largos. Además, lleva instalado el sistema i-Cockpit de ayuda a la conducción, con las tecnologías de conectividad más avanzadas.

Se compone de un volante compacto con dos zonas planas, que permiten una mejor sujeción y facilitan la maniobrabilidad, una pantalla táctil al alcance de la mano y de la vista, y un cuadro de instrumentos elevado en color para una mejor legibilidad.