Citizen ha lanzado la CL-S6621, la impresora de etiquetas más pequeña del mercado de tan solo seis pulgadas. Esta nueva solución ofrece una amplia gama de ventajas pero sobre todo un importante ahorro de espacio en el escritorio.

La CL-S6621 es un 60% más pequeña que la siguiente más grande con seis pulgadas y medio. Esta impresora es una versión reducida de la CL-S621,y disminuye la brecha entre las impresoras de cuatro y de ocho pulgadas. Además, mejoran la gama de impresoras industriales de sobremesa Citizen ya que combinan robustez con un alto rendimiento.

La impresora cuenta con las últimas novedades tecnológicas para ofrecer una mejora de la calidad de impresión y de la fiabilidad, incluyendo un nuevo sistema de tensión automática Hi-Lift que permite impresiones nítidas. Asimismo cuenta con un sistema que facilita una impresión con mayor precisón. A todo ello, hay que sumarle un elevador ergonómico del papel, que permite la carga de medios de impresión de forma más fácil.

El sistema de cabezal de impresión metálico Hi-Lift se combina con una carcasa ABS de doble pared para mejorar la robusted y la durabilidad. La construcción totalmente metálica de el mecanismo del cabezal garantiza la fiabilidad y precisión, mientras que el cabezal de impresión puede ser también elevado para facilitar la limpieza y el mantenimiento.

La impresora también cuenta con el sistema  Cross-Emulación, que detecta automáticamente el código que se envía a la unidad cambia la emulación de la impresora de Datamax a ZPL y viceversa.

La nueva herramienta cuenta con el modo stand-by que permite al usuario establecer la hora a la que la impresora cambia automáticamente al modo de espera, con lo que se reduce el consumo de energía por lo que beneficia a la eficiencia empresarial y al medioambiente.