Citroën presenta ë-Berlingo Van, la versión eléctrica de su comercial ligero “Made in Spain” que ofrece una mayor productividad a los clientes profesionales gracias a nuevas tecnologías inéditas con las ventajas de la conducción eléctrica.

Después de ë-Jumpy, elegido International Van Of The Year, y del ë-Jumper, el ë-Berlingo Van es un paso importante, en la ofensiva eléctrica de Citroën.

Sobre la base de la plataforma e-CMP de PSA, las dos carrocerías del ë-Berlingo Van disponen de la misma capacidad de batería y desarrollan un nivel suficiente de autonomía para los desplazamientos diarios de la inmensa mayoría de usuarios de este segmento.

Incorpora batería de iones de litio que ofrece, según el perfil de conducción, una autonomía pendiente de certificar, de hasta 275 km, con una sola carga. La autonomía efectiva depende del tipo de conducción, de la velocidad, del consumo, de los equipamientos de confort y de los accesorios incorporados, de la temperatura exterior, del número de pasajeros, de la carga y de la orografía.

La batería está situada debajo de los asientos y del piso de carga del vehículo, por lo que no afecta al volumen útil de carga, y tiene una garantía de 8 años o 160.000 km (para el 70% de su capacidad al término de uno de ambos supuestos).

Está prevista la entrega de un certificado de capacidad de la batería después de un control al cabo de 1 año o 20.000 km y después de cada mantenimiento, cada 2 años o 40.000 km.

El motor eléctrico, con una potencia de 100 kW (136 CV) / 260 Nm, permite alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h independientemente del modo utilizado. Los diferentes modos de conducción – Normal, Eco o Power- se seleccionan mediante un mando específico en la consola central.

Existen tres posibilidades de recarga, desde la simple toma standard hasta la carga súper rápida que permite cargar el 80% de la batería en 30 minutos. No obstante, una toma Green’up permite recargar buena parte de la batería durante la noche para tener el vehículo operativo para todo un día de trabajo.

El ë-Berlingo Van propone funciones de carga diferida, para consumir la electricidad en el momento en que resulta más económica, y de preacondicionamiento térmico, que permite regular la temperatura del habitáculo cuando está conectado al punto de carga, evitando así el consumo de batería a tal efecto.

Es posible gestionar a distancia la carga de la batería y conocer el estado de carga y la autonomía del vehículo mediante un smartphone, un tablet o directamente en la pantalla táctil del vehículo.

Manejable y ágil gracias a sus compactas dimensiones, ofrece no obstante una gran longitud de carga, gracias a la posibilidad de plegar el asiento del pasajero en la Cabina Extenso.

Con una anchura útil entre los pasos de rueda de 1,23 m, el ë-Berlingo Van puede transportar dos euro palets, uno detrás de otro. Su volumen útil, que no varía respecto de la versión térmica, ofrece 3,3 m³. La carga útil es de hasta 800 kg y la carga remolcable hasta 750 kg en todas las versiones lo que le permite responder a las necesidades más habituales en el segmento.

Se han desarrollado hasta 18 tecnologías útiles que aportan una conducción segura y tranquila en el día a día.

El ë-Berlingo “Made in Spain” se produce en la planta viguesa de PSA y estará en los concesionarios en el segundo semestre de 2021.