En relación con el modelo español de estiba que ha sido cuestionado por la Comisión Europea en el informe motivado que dio a conocer hace unas semanas, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, espera que en la reunión que hoy martes va a mantener con los sindicatos de la estiba y la patronal Anesco, se alcance un acuerdo que evite ir al Tribunal de Justicia Europeo .

En una entrevista exclusiva, Llorca ha reconocido a cadenadesuministro.es que “no sé si es posible un acuerdo, pero confío en que sí porque los riesgos que se corren esperando a una respuesta del Tribunal de Justicia de Luxemburgo son más grandes que intentar llegar a un acuerdo”.

El máximo responsable del organismo público deja claro que hay que tener en cuenta que “nos podemos encontrar con que el Tribunal Europeo anule algunos artículos de la Ley de Puertos y, por tanto, que el sector de la estiba pueda no estar regulado en un momento dado”, lo que en su opinión es muy grave.

OPPE 121022 José Llorca – Estiba

Declaraciones exclusivas de José LLorca, presidente de Puertos del Estado

Por ello, reconoce ser “favorable” a que sindicatos y patronal opten por la primera opción que les propuso y que intenten llegar a un acuerdo para ir a Bruselas unidos y analizar cuáles son las líneas rojas “e intentar alguna adaptación de la ley española a los requerimientos de la Unión Europea«.

«No tengo ninguna posición ventajista»

Respecto a las acusaciones de actitud “ventajista” sobre la posición que mantiene en este asunto, proponiendo un acuerdo entre los actores afectados sin ofrecer él ninguna solución, el presidente de Puertos del Estado recuerda que la Ley  33/2010 actual surge de un acuerdo parlamentario entre PP y POSE y “cuando se pactó no se pensó que se estaba legislando en contra de los principios de la UE”. Por tanto, visto el dictamen de la UE y la filosofía que defiende la UE cree que es muy difícil salvar el dictamen “sin hacer nada”.

Hay, asegura Llorca, que analizar la opción más ventajosa, o alcanzar un acuerdo entre todos o esperar al Tribunal. “Yo prefiero la primera opción, porque lo que está claro es que siempre que el Gobierno ha legislado lo ha hecho en soledad, sin estar acompañado por sindicatos y patronal en las iniciativas legislativas. Ahora, no vamos a tomar ninguna iniciativa unilateral, entendemos que la ley se hizo con pacto y esperamos mantenerlo en cualquier reforma. No tengo, por tanto, ninguna posición ventajista en este asunto”.