logisfashion-almacen-operario

Logisfashion espera tener una red que cubra toda Europa en un plazo de dos años.

Tras abrir en la localidad alemana de Meckenheim un centro de 10.000 m² enfocado principalmente en potenciar el servicio de logística e-commerce y en apoyar en la internacionalización de sus clientes en septiembre, Logisfashion ya tiene en marcha planes adicionales para extender sus operaciones a nuevos países europeos.

En este sentido, el operador logístico especializado en retail tiene previsto empezar a operar en Francia y Suecia este mismo año. Así pues, Logisfashion tiene previsto abrir nuevas instalaciones en Lyon el próximo mes de junio y llegar a la localidad sueca de Jönkóping un mes después, en julio de este año.

Con esta estrategia de internacionalización, la empresa espera haber desarrollado durante los próximos dos años una red de almacenes que le permita dar servicio en toda Europa, con instalaciones previstas en Reino Unido y Polonia para el próximo 2019.

Logisfashion prevé que su división europea alcance este año una facturación total de 25 millones de euros, de los que un 55% corresponderá a soluciones para e-commerce, con la intención de alcanzar una facturación total de 50 millones de euros en 2020.

En 2017, el operador logístico especializado en moda, con instalaciones en cinco países americanos, así como en China y Hong Kong, facturó 30 millones de euros, de los cuales la mitad correspondieron a su división de e-commerce.