La Plataforma Logistop ha presentado el documento Rumbo 2021, con el que pretende impulsar la innovación colectiva en el sector logístico, ante retos tan importantes como la descarbonización, la automatización y la transformación digital.

A ello se añade la necesidad de desarrollar una logística urbana sostenible y afrontar los grandes desafíos del sector logístico-portuario, como la adopción del modelo de Industria 4.0.

El documento establece diferentes líneas de trabajo, tanto en lo público como en lo privado, para conseguir una logística eficaz, eficiente y coordinada que permita a España ser un país más competitivo, con una economía más verde, más limpia y más digital.

En el caso de la descarbonización, el objetivo pasa por introducir soluciones de cero emisiones, desterrando el motor de combustión en zonas urbanas y periurbanas para apostar por la electromovilidad, ya sea a través de baterías o de pilas de combustible alimentadas con hidrógeno.

En este sentido, aunque el hidrógeno renovable desempeña un papel fundamental para el transporte de mercancías, especialmente en vehículos pesados, en España se han materializado aún pocos proyectos de este tipo.

Respecto a la logística urbana sostenible, se encuentra en pleno desarrollo en la actualidad, principalmente por el establecimiento de restricciones a la circulación para reducir las emisiones, que están obstaculizando el funcionamiento normal de la actividad del transporte.

Los operadores logísticos y de transporte están comprometidos con la implementación de medidas que puedan reducir las emisiones, pero sería muy interesante que la Administración apostara por la discriminación positiva, en lugar de las prohibiciones o restricciones.

Además, el desarrollo de una plataforma digital colaborativa que facilite la conexión entre consumidores, cargadores, empresas de transporte y administraciones podría resolver muchas dificul­tades y generar beneficios para todos.

Automatización y digitalización

El tercer reto al que se enfrenta el sector logístico español en la automatización, pues el crecimiento exponencial del e-commerce está obligando a todas las empresas a dar respuesta a las nuevas necesidades introduciendo cambios e innovaciones.

Para afrontar este reto, desde Logistop han pedido más apoyo a la Administración para la ejecución de consultorías de estrategia tecnológica y digitalización a pymes, la habilitación de áreas dentro o cerca de las ciudades para el movimiento de mercancías y el uso de AGVs o AMRs para los traslados intralogísticos.

El cuarto desafío está relacionado con la digitalización en la movilidad, la logística y el transporte, que requiere la presencia de socios tecnológicos que tengan un conocimiento profundo de los procesos y modelos de negocio.

Tecnologías como el Machine Learning, Internet de las Cosas, Big Data, Blockchain y RPA o robotiza­ción de software serán las que más contribuirán a la transformación del sector.

Por último, el documento Rumbo 2021 se refiere a los retos que afronta el sector logístico-portuario, que se resumen en la adopción de nuevas tecnologías, la creación de estándares operativos a nivel internacional, y la integración de los puertos con las cadenas de suministro en su papel de plataformas intermodales.

En Logistop recomiendan articular una agenda estratégica de innovación para los puertos españoles, de modo que puedan avanzar hacia la transformación digital, la descarbonización o la adopción del modelo de Industria 4.0.