Tres de las grandes socimis españolas, Merlin Properties, Axiare Patrimonio y Lar España, han presentado recientemente sus cuentas anuales de 2016. En este ejercicio, todas ellas han tenido algo en común: los activos logísticos se establecen como los más rentables en su cartera inmobiliaria.

El beneficio del activo sobre la inversión realizada en el mismo, conocido como ‘yield’, ronda el 7% para los inmuebles logísticos en las carteras de los tres grupos, por encima del resto de activos inmobiliarios en los que estas compañías invierten.

En este 7% se sitúa el ‘yield’ bruto del portfolio logístico de Merlin Properties, que tiene en proyecto actualmente 12 naves, muy por encima del 5% en que se sitúa el de toda su cartera. Mientras que el segmento inmologístico constituye el 5,9% de su cartera, este genera el 7,3% de sus rentas brutas.

Sin contar su participación en la ZAL del puerto de Barcelona, los 34 activos de la socimi del Ibex 35 tienen un valor bruto (GAV) de 472 millones de euros y generan unas rentas brutas de 33 millones de euros. Desde Merlin Properties esperan que los 12 activos que están construyendo tengan un GAV de 110 millones y generen una renta de 21 millones de euros.

En las tres socimis, la contribución de la cartera inmologística a las rentas es mayor que el peso del segmento sobre el GAV.

Una tendencia similar se observa en los resultados de Lar España. El ‘yield’ neto de sus activos logísticos es del 7%, frente al 5,8% del retail y el 2,9% de las oficinas. El 6% de su cartera es inmologística, generando esta el 9% de los ingresos de la socimi.

Los cinco activos logísticos de la socimi, valorados en 76,47 millones de euros, tuvieron un rendimiento en 2016 de 5,6 millones de euros.

En el caso de Axiare, cuyos activos logísticos se han revalorizado un 20% en 2016, la rentabilidad del sector inmologístico es incluso mayor. El ‘yield’ bruto de sus propiedades logísticas se sitúa en el 8,5%. Valoradas en 173,4 millones de euros, estas han generado en 2016 unos ingresos brutos de 10,16 millones de euros.

El rendimiento bruto de estos activos es mucho mayor que el de oficinas, cifrado en un 4,5%, y también superior al de «otros activos» (8%).