El astillero Vulcano vuelve a trabajar en su ferry

A nivel nacional, se ha multiplicado casi por cuatro el importe de contratación, pasando de 54 a 208 millones de euros.

El sector naval gallego ha cerrado el mejor arranque de año desde 2011, cuando comenzó la crisis del ‘tax lease’, llegando a reducirse en más de un 40% la actividad de los astilleros de la región.

Esta situación ha llevado a lo largo de este periodo a la desaparición de seis empresas del sector y los concursos de acreedores de Barreras y Factorías Vulcano, según recoge el diario El Faro de Vigo.

Sin embargo, ahora los astilleros gallegos se sitúan a la cabeza del sector, con seis pedidos de los nueve firmados desde principios de año en España, aunque la Gerencia del Sector Naval eleva la cifra a 10. Todo ello suma 93 millones de euros, sin contar el reciente contrato de Hijos de J.Barreras para la construcción de un crucero para Ritz-Carlton, por unos 250 millones de euros.

Así se ha puesto de manifiesto en la Asamblea General de Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión, Pymar, donde se ha indicado que en el conjunto de España los encargos suman 48.844 CGT, casi todos para propietarios extranjeros, con 1,33 millones de horas trabajo, 606.000 de ellas en Galicia.

Los únicos buques contratados por armadores españoles en factorías gallegas en el primer trimestre han sido dos pesqueros y la gabarra multiproducto de Zamakona para Suardíaz Energy Shipping.

A nivel nacional, se ha multiplicado casi por cuatro el importe de contratación, pasando de 54 a 208 millones de euros, y por más de tres las nuevas horas de trabajo frente al mismo periodo del año pasado. A cierre de 2016, solamente Rumanía y Polonia superaban el índice de actividad de España, aunque en el caso polaco, con la mitad de CGT.