Concurso de robots de Amazon

La multinacional no sufrirá las consecuencias económicas de este ajuste, pero los empleados sí, al eliminarse ciertos bonus.

La subida salarial que Amazon aplicará a sus trabajadores de Estados Unidos y Reino Unido a partir del mes de noviembre supondrá un coste para la multinacional de 2.750 millones de dólares (2.398 millones de euros), tal y como asegura el Business Insider.

El gasto es elevado, pero podrá ser gestionado fácilmente gracias a las mejoras en el ámbito de la robótica que está introduciendo en sus centros de preparación de pedidos. Esto permitirá aumentar la eficiencia de sus instalaciones y obtener beneficios con los que compensar sus gastos extra, según han explicado desde Morgan Stanley.

Desde el año 2016, el gigante del e-commerce ha realizado grandes inversiones para la integración de sistemas de robótica desarrollados por Kiva en sus almacenes. Esto le ha llevado a incrementar sus costes unitarios durante los dos últimos ejercicios, pero empezará a dar sus frutos próximamente.

Entre las ventajas que ya ha podido comprobar, se encuentra la posibilidad de gestionar la misma capacidad con un 30% menos de metros cuadrados. Gracias al aumento de la eficiencia previsto, el ahorro en el coste unitario por cada paquete compensará totalmente el aumento de la partida dedicada a los salarios.

Por tanto, mientras Amazon no sufrirá las consecuencias económicas de este ajuste, los empleados sí, dado que ha empezado a eliminar ciertos bonus y las opciones para la compra de acciones. Si se tienen en cuenta estos cambios, se podría decir que han salido perdiendo.