Naciones Unidas publica su informe anual sobre el transporte marítimo

El DCS debe incluir una descripción de la metodología que se empleará para la recopilación de datos sobre el consumo del buque.

El 31 de diciembre de 2018 es el último para presentar ante la Organización Marítima Internacional, OMI, los sistemas de recogida de datos, DCS, sobre el consumo de fueloil de los buques de 5.000 GT o más.

Según las directrices que establece el convenio Marpol dentro del Plan de Gestión de Eficiencia Energética de los Buquesel DCS debe incluir una descripción de la metodología que se empleará para la recopilación de datos sobre el consumo del buque y la especificación de los procesos que se realizarán para su reporte.

De este modo, el Estado que los abandera o las organizaciones reconocidas para ello determinarán si cumple con los requisitos y transferirán la información a una base de datos de la OMI para que presente un informe anual al Comité de Protección del Medio Ambiente Marino sobre el consumo de fueloil.

Por otro lado, el Reglamento de la Unión Europea MRV 2015/757, sobre el seguimiento, notificación y verificación de las emisiones de CO2, establece que desde 2019 todos los buques de 5.000 GT o más deberán recopilar anualmente sus datos de consumo de combustible y enviar los informes antes del 31 de marzo del siguiente año.

Bureau Veritas es uno de los organismos acreditados para la verificación de los mismos. Además, recientemente ha ampliado su apoyo a las navieras y a la industria marítima en este proceso con el lanzamiento de la aplicación ‘My Fuel Consumption‘, que facilita el cumplimiento de la legislación en vigor.