Los grandes siniestros marítimos se han reducido en un 50% en términos interanuales, ya que, según el informe Safety & Shipping Review 2019 de Allianz, el año pasado se comunicaron 46 siniestros totales de buques en todo el mundo, frente a los 98 de los doce meses anteriores.

En esta caída han influido el importante descenso de la actividad en la principal área mundial de siniestros, el sudeste asiático, así como la reducción a la mitad de los siniestros por causas meteorológicas.

Sin embargo, en el mismo período el número total de incidentes marítimos comunicados solo ha descendido un 1% anual, para colocarse en un total de 2.698 durante 2018, con los daños en las máquinas como la principal causa.

De igual modo, el año pasado, los buques de carga representaron un tercio de los buques siniestrados en todo el mundo, hasta sumar un total de 15 durante los doce meses.

Para estos barcos, la causa más frecuente de siniestro naviero sigue siendo el naufragio, con 30 el año pasado, y que, por otra parte, causa en más de la mitad de los 1.036 siniestros de la última década, hasta un total de 551 en los diez años.

Así mismo, los incendios siguen siendo causa de grandes pérdidas a bordo y se mantiene la tendencia al alza en el número de incidentes comunicados, con un total de 174.

El informe corrobora que esta tendencia prosigue en 2019, con varios incidentes recientes en buques portacontenedores y tres importantes incidentes en buques que transportaban coches.