Puerto de El Musel

El movimiento de productos siderúrgicos ha hecho que el tráfico de los muelles comerciales del enclave asturiano haya crecido el año pasado.

Los tráficos del puerto de Gijón se han contraído un 12% anual en 2019, como consecuencia sobre todo de las caídas sufridas en los graneles.

Concretamente, durante el pasado ejercicio se han importado a través de la rada gijonesa 1,8 millones de toneladas menos de carbón térmico, así como 1,9 millones de toneladas menos de carbón siderúrgico y mineral de hierro.

Por contra, durante todo 2019 se ha incrementado el número de toneladas manipuladas por los muelles comerciales del puerto asturiano, debido, en gran parte, a que el tráfico de los productos siderúrgicos se ha elevado un 12,2%.

Al mismo tiempo, las mercancías contenerizadas han ascendido casi un 4% con respecto a 2018, hasta totalizar 1.003.615 toneladas, frente a las 965.285 toneladas del año inmediatamente anterior.

En idéntico sentido, el tráfico de carbón por los muelles comerciales se ha disparado un 89% hasta alcanzar los 2,1 millones de toneladas totales en todo el ejercicio.

Por otra parte, el último consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón celebrado esta misma semana ha dado su visto bueno al cierre contable del pasado ejercicio, en el que enclave asturiano ha obtenido un beneficio neto de 5,03 millones de euros.