El Gobierno parece haber avanzado un largo camino en su proyecto para modificar las cuantías de las cotizaciones sociales de los autónomos, con el fin de adaptarlas a la realidad de los ingresos que genera cada negocio.

En comparecencia ante la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha indicado que pretende impulsar la cotización por ingresos reales de los autónomos, mejorar los incentivos para prorrogar la edad efectiva de jubilación y revisar la previsión social complementaria fomentando los planes de empleo.

Implantación ‘gradual’ sin distorsiones ‘significativas’

Con el sistema de módulos en el alero desde hace ya unos años, Escrivá ha anunciado medidas para conseguir la cotización por ingresos reales en el régimen de autónomos, un proceso que se hará gradualmente y de manera sostenida en el tiempo.

Según sus propias palabras, el sistema “tendrá una implantación gradual, no generará distorsiones significativas ni en los autónomos ni en la gestión administrativa y será implementada por tramos”.

Las novedades, a juicio del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, permitirán, al hacerse por tramos, que un porcentaje elevado de autónomos vea reducidas sus cotizaciones.

No obstante, habrá que esperar a ver cómo se concreta la reforma promovida por un Gobierno que necesita de forma imperiosa aumentar la recaudación, para hacer frente al desbocado incremento del gasto público en los últimos meses.