Camiones de contenedores en el puerto de Bilbao

Asotrava denuncia que los camiones de contenedores en el puerto de Bilbao van sobrecargados.

Desde la Asociación de Transportistas Vascos (Asotrava) han denunciado que «un volumen importante» de los camiones que prestan servicio de transporte de contenedores en el puerto de Bilbao «realizan dichos servicios con sobrepeso, por encima de los límites legales permitidos».

Así lo han denunciado desde la organización al puerto de Bilbao en «reiteradas ocasiones», instando a las administraciones correspondientes a reforzar las labores de control e inspección de estos camiones. Aunque «hasta la fecha no nos consta que haya habido inspección alguna por parte, en este caso, de la propia Autoridad Portuaria», critican desde la organización.

La organización ha recordado al puerto de Bilbao, citando el artículo 77 el Reglamento de Servicio, Policía y Régimen del Puerto Autónomo de Bilbao, correspondiente a las faltas leves a sancionar por las administraciones, que está entre sus competencias sancionar la circulación de vehículos y maquinaria superiores a las autorizadas, tanto totales como por eje.

Por ello, han instado a la Autoridad Portuaria de Bilbao a que ponga los medios económicos y de infraestructura adecuados, como responsable directo del cumplimiento de la ley dentro del recinto portuario.

«En ocasiones el transportista sale de la terminal sin poder conocer el peso, con el riesgo añadido de denuncia en cuanto sale del puerto». Así pues, las inspecciones han de llevarse a cabo «desde el minuto 0 del cargue, y con efectos preventivos»

Incumplimiento de las funciones

Desde la asociación consideran que estos hechos ocasionan un grave peligro para la circulación, la seguridad vial, las arcas públicas y para el transportista obligado a llevar más peso del que debe.

Pero además, entienden que el puerto de Bilbao puede incurrir en responsabilidad subsidiaria por una posible omisión y dejación de funciones, al no ejercer la vigilancia y el control antes de que salgan de sus instalaciones, para trasladar posteriormente las denuncias a la Administración competente en cada materia.

Además, desde Asotrava que este sobrepeso supone un fraude fiscal muy elevado e importante para la Hacienda Pública, «porque los sobrepesos no controlados ni inspeccionados implican un fraude muy importante en términos económicos y fiscales«, han sentenciado.