Los fabricantes de segunda fase españoles finalizarán 2016 con más de 20.000 unidades fabricadas. De estas, aproximadamente un 90% habrán sido fabricadas por 150 carroceros, de los que 80 utilizan la homologación de tipo.

Así lo ha señalado María José Sánchez Requena, secretaria general de la Asociación de Carroceros y Transformadores de Vehículos Industriales y Comerciales (Ascatravi), durante el II Encuentro con Carroceros organizado por Mercedes-Benz en sus instalaciones de Azuqueca de Henares.

A tenor de los datos del INE facilitados desde la asociación, el sector parece haber superado los peores años de la crisis, ya que la cifra de negocio de este segmento de la industria se aproximó en 2014 a los registros de 2008.

Hace ocho años, el sector logró unos beneficios de 81 millones de euros. A 2008 sucedieron tres ejercicios de números rojos, que vivieron su peor año en el 2009 con pérdidas de 67,1 millones de euros. En 2012 se recuperó la senda del crecimiento, aunque con un leve beneficio de 429.000 euros, que pasaron a los cuatro millones en 2013 y a los 73,8 millones de euros en 2014.

Entre las unidades entregadas en este 2016, la caja paquetera, el frigorífico y el volquete son, por este orden, las carrocerías más fabricadas por un sector que parece haber recuperado el optimismo impulsado por el crecimiento del mercado de vehículos industriales en España.

Durante el encuentro celebrado este 16 de diciembre y que ha congregado a más de 150 personas, Sánchez Requena ha resaltado la importancia de que «el sector esté unido para consensuar las decisiones y para ser escuchado».

maria-jose-sanchez-y-salvador-nunez-de-ascatravi

La secretaria general de Ascatravi, María José Sánchez, y el secretario técnico de la asociación, Salvador Nuñez, en el encuentro con carroceros organizado por Mercedes-Benz.