Con motivo de la próxima edición de la feria de CeMAT 2014 que se celebrará en Hannover del 19 al 23 de mayo de 2014, BYD, el mayor fabricante de vehículos de China, lanzará una nueva gama de carretillas elevadoras que incorporan la tecnología con baterías de litio, que constituye una novedad en el sector de los equipos de manutención.

En concreto, se trata de unas baterías que permiten recargas parciales sin efecto memoria, garantizando un total de 4.000 ciclos, es decir, ocho años, y permitiendo doble carga diaria.

Asimismo, no es necesario sacar la batería de la carretilla, solamente se sacará en caso de fallo de celda. Las baterías no se calientan y se cargan conectando directamente a la red.

Además, si la batería se encontrara por debajo del 75% de la capacidad inicial al cabo de los 4.000 ciclos, la compañía garantiza la reparación o sustitución de la misma.

Respecto a la ergonomía, los nuevos modelos se han diseñado específicamente para el mercado europeo, pensando en conductores entre 1,8 y 1,9 m que puede darse especialmente en el norte de Europa. Incorpora palancas fáciles de accionar, cabinas completamente cerradas con climatización, y mástiles con alta visibilidad, que en lugar de tener un pistón central, posee dos pistones laterales, que permite que a cualquier altura se pueda ver perfectamente, todo ello contribuyendo al confort y a la seguridad.

Primero en Alemania, Bélgica y Holanda

BYD comenzará a comercializar esta nueva gama en los mercados aleman, bélga y holandés. La gama incluye una contrapesada de cuatro ruedas de 2 toneladas, otra de cuatro ruedas y 3,5 toneladas, otra de 2,5 toneladas, y una transpaleta de 2 toneladas, y para finales de año prevén comercializar una contrapesada de tres ruedas de 1,6 toneladas.

Los objetivos de BYD según ha explicado el director de la división de Carretillas BYD para Europa, el español Javier Conticoch son por lo tanto “arrancar con éxito, tener buena atención post-venta, y por lo tanto avanzar pasito a pasito y no cometer errores”. Si todo va según lo previsto, planean situarse en España en un plazo previsto de tres años.

BYD lleva implantada en Europa, desde 1999, vendiendo sistemas de baterías de almacenaje de electricidad, para compañías como Nokia, Apple y Motorola, y también para centrales de almacenamiento de potencia en hospitales, universidades, y bibliotecas.

Javier Contijoch, director de la división de Carretillas BYD para Europa