La mayor parte de los análisis sobre el impacto de la pandemia en el comercio internacional revelan que la crisis sanitaria ha supuesto un impulso definitivo para el e-commerce en gran parte de los mercados.

Una reciente encuesta llevada a cabo por la International Post Corporation y dada a conocer este mismo mes de septiembre indica que un 52% de los consumidores ha adquirido más productos a través del canal on-line de los operadores locales de comercio electrónico que antes de la pandemia.

El trabajo, desarrollado sobre compradores de comercio electrónico de Australia, Alemania, Francia, Finlandia, Grecia, Portugal, el Reino Unido y los Estados Unidos, certifica que el crecimiento del e-commerce no es coyuntural y que los operadores postales han sabido dar una respuesta logística eficaz a una situación extremadamente difícil.

En este sentido, un 49% de los encuestados afirma que tiene la intención de ampliar su volumen de compras a través del comercio eletrónico en el futuro inmediato.

Durante la pandemia, los productos más adquiridos en el canal on-line han sido ropa, calzado deportivo y complementos, con un 29%. Tras estos productos se han colocado los comestibles, con un 27%, así como los productos de higiene y salud, con un 25%.

En términos generales, un 78% de los compradores del canal on-line están satisfechos con el tiempo de entrega de sus pedidos, con un 45% muy satisfechos.

Sin embargo, en sentido contrario, un 32% de los encuestados revela que los tiempos de entrega de sus pedidos se han retrasado más lo habitual con motivo de la crisis sanitaria.